Deep Blue Technology, una empresa líder de una alta capacidad de crecimiento en la industria de la inteligencia artificial, ha presentado el pasado viernes el “Smart Panda Bus”, uno de los autobuses de conducción autónoma más eficientes del mundo.

El autobús tiene la apariencia de uno de los símbolos más emblemáticos de China, el oso panda. Está equipado con la tecnología de conducción DeepBlue, reconocimiento de la palma de la mano, un motor eléctrico ecológico y esconde algunos de los sensores más relevantes en las orejas y en el morro de la carrocería.

El objetivo de Deep Blue Technology es proporcionar una experiencia fuera de este mundo combinando el transporte inteligente con un sistema de entretenimiento personal en cada asiento.

Hoy en día, la densidad del tráfico urbano de China está aumentando exponencialmente a medida que crece la población. Los proyectos de metro también enfrentan muchos desafíos debido a las grandes dimensiones y el costo de los trabajos de construcción involucrados.

Las áreas urbanas de las grandes ciudades, como Shanghái y Pekín, sufren de embotellamientos y congestión de peatones, lo que hace que el tránsito rápido de autobuses autónomos de DeepBlue sea una opción más atractiva.

La conducción autónoma  tiene el poder de liderar el desarrollo urbano, ya que ofrece una experiencia más rápida y cómoda, lo que permite a los pasajeros chinos ahorrar tiempo diariamente.

El Smart Panda Bus, ha recibido un apoyo entusiasta y aterrizará en Asia y Europa este año. Países como Alemania, Luxemburgo, Italia y Grecia han mostrado un gran interés en este producto y no descartan implementarlo en sus capitales.

 

Compartir