La compañía estadounidense de moda y equipamiento deportivo, ha cerrado los nueve primeros meses de ejercicio con una facturación de 28.933 millones de euros.

El grupo ha explicado en un comunicado que los resultados son debidos a la mejora de su margen bruto, una tasa impositiva baja y la reducción de sus gastos administrativos.

Nike, registró 25.393,9 millones de euros entre mayo y enero, un 8,7% más que el mismo periodo del año anterior.

Por regiones, China ha sido el mercado donde las ventas de Nike tuvieron un mejor comportamiento entre mayo y enero.

Es un hecho que Nike crece gracias a China. Los ingresos procedentes de ese mercado crecieron un 19% hasta alcanzar 1,5 mil millones de dólares. Ese crecimiento se divide un 19% en zapatillas y un 21% en ropa. Durante el trimestre, que terminó el 28 de febrero, los ingresos de Nike crecieron un 7%  a nivel global, hasta los 9,6 mil millones de dólares.

En comparación, el mercado norteamericano creció “solo” un 7%. Eso son unos 3,81 mil millones de dólares, por debajo de las expectativas de los analistas que lo situaban en 3,87 mil millones. En zapatillas creció un 9% y en ropa un 2%. En Europa los ingresos de Nike crecieron un 6% hasta los 2,43 mil millones de dólares.

Compartir