La Ley de Emprendedores, entre muchas de sus propuestas, apuesta por una que se dirige a un grupo reducido de emprendedores. Esta propuesta es la del visado de residencia para inversores, más conocida como Golden Visa.

Esta Golden Visa España o Visa Oro consiste en un visado de residencia que permite a los inversores residir en España y que lleva dispuesto un permiso de trabajo. Esto no solo beneficia a los inversores extranjeros, también se trata de una nueva opción para potenciar las inversiones en nuestro país. Con la Golden Visa se pretende atraer capital extranjero facilitando la obtención de la residencia legal en España.

La Golden Visa se dirige a inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores y trabajadores, pero además, posibilita al titular de ésta traer al país a sus familiares, es decir, cónyuge, hijos menores de edad e hijos mayores de edad que sean dependientes.

Este visado es una oportunidad para que los inversores puedan optar a la residencia con más ventajas. Por ejemplo, la persona solicitante no tendrá que estar presente necesariamente para solicitar el visado, por lo que se podrá solicitar y recoger el visado a través de un representante legal. Por si fuera poco, la Ley establece un plazo de resolución de 10 días para agilizar la tramitación.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

  • El inversor no puede haber entrado o permanecido de manera ilegal en España.
  • Ser mayor de 18 años.
  • No contar con antecedentes penales en los últimos cinco años en España o los países en los que haya residido. Estos antecedentes serán tomados en cuenta si son por delitos previstos en el ordenamiento jurídico español.
  • Al inversor nunca se le podrá haber negado la entrada a ninguno de los países pertenecientes al tratado “Schengen” o ningún otro país con acuerdo válido con España.
  • El inversor no puede pertenecer a la Unión Europea, o que le sea de aplicación el derecho de la Unión Europea por ser beneficiario de los derechos de libre circulación y residencia
  • Debe tener acceso a un seguro médico privado o público que esté concertado con una Entidad aseguradora autorizada para operar en España.
  • El inversor debe contar con medios financieros suficientes para cubrir los gastos de su estancia sin trabajar en España. Esto supondría 2.130€ mensuales para el interesado y 532€ por cada familiar que esté a su cargo.
  • Abonar la tasa por la tramitación del visado.
  • La persona que va a invertir no debe tener ninguna enfermedad infecciosa contagiosa, de las encontradas en el Reglamento Sanitario Internacional 2005, así como cualquier otra que cumpla los criterios establecidos por el RSI, otros eventos biológicos, radiológicos o químicos que cumplan los criterios del RSI.

¿Quién puede solicitarla?

Podrán solicitarla aquellos que inviertan en España:

  • Compra de bienes inmuebles en España (500.000 €)
  • Acciones de empresas españolas o depósitos bancarios en entidades españolas (1 millón de €)
  • Deuda pública (2 millones de €)

Asimismo, podrán solicitarla quienes lleven a cabo proyectos empresariales en España considerados de interés general:

  • Que se creen puestos de trabajo.
  • Inversión con impacto socioeconómico de relevancia en la región.
  • Proyectos que supongan una aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

¿Cuál es el periodo de residencia?

Si se cumplen todos estos requisitos y se lleva a cabo la gestión del visado la persona solicitante tendrá la opción de residir y trabajar en España durante año. Una vez acabe este primer periodo de un año, hay que solicitar una autorización de residencia, que permite una permanencia de dos años que puede ser ampliada posteriormente.

Para poder solicitar la autorización hay que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Disponer de visado de residencia para inversores en vigor o hallarse dentro del plazo de 90 días naturales posteriores a la caducidad de este permiso
  • Haber viajado a España al menos una vez durante el periodo autorizado para residir.
  • Demostrar que ha mantenido la inversión de un valor igual o superior a la cantidad mínima requerida.

Según los datos del Ministerio de Economía, se han concedido un total de 41.094 permisos desde el año de su creación en 2013, en su mayoría a chinos y rusos en el cierre de 2017.

España acabó el 2018 con un nuevo récord de Golden Visa. A falta de los dos últimos meses del año, los datos casi igualaban a los de todo 2017 (5.876 permisos, 563 por adquirir inmuebles). Los chinos han liderado todos los años en la adquisición de Golden Visa, sobre todo por la compra de inmuebles y éstos prefieren las ciudades de Madrid y Barcelona. En total durante todo el 2018 sumaron 4.640 Golden Visa.

Son muchas las familias ricas chinas que deciden invertir en su visado en España por su cultura, belleza y ofertas educativas. “Los chinos piden pisos de dos o tres habitaciones cerca de buenos colegios o universidades. Les interesa mucho eso.”, explica Long Fang Hu, presidente de la inmobiliaria Bafre.

Compartir