La obra de ingeniería más grande de los últimos años se inauguro el 23 de octubre de 2018 al otro lado del Pacífico: el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao finalmente está terminado y China está demostrando al mundo de lo que son capaces de hacer cuando se trata de obras gigantes.

El presidente chino, Xi Jinping, ha inaugurado la colosal infraestructura, el puente más grande del mundo, de 55 kilómetros de largo de los cuales 6,7 kilómetros son subterráneos debido al tamaño de los buques que viajan desde y hacia los puertos de Hong Kong.

Es impresionante porque se han dedicado casi nueve años de trabajo. Para su construcción se necesitaron 420.000 toneladas de acero, lo equivalente a 60 torres Eiffel, además de 1,08 millones de metros cúbicos de hormigón

El puente une las ciudades de Hong Kong, Zhuhai y Macao con la intención de fomentar la integración económica del territorio autónomo con las urbes del sur del gigante asiático.

Tras seis años de planificación y ocho de construcción, el puente HKZM está casi listo para abrir al público y servirá para unir tres de las regiones comerciales más importantes de la zona: Hong Kong, Zhuhai, ciudad en la provincia de Guangdong, y Macao. Además de que reducirá los tiempos de traslado de tres horas a sólo 30 minutos.

Debido a que se ha realizado en una de las zonas marítimas con más tráfico de cargueros del sur de China, se han tenido que construir túneles bajo el mar en un área sometida a fuertes corrientes y tifones durante el verano, que se conectan con el puente a través de dos islas artificiales

 

el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao

el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao

 

Compartir