Hong Kong es la cuidad internacional ineludible con la tecnología de la información más avanzada y es también la zona franca portuaria más importante del mundo. Como plataforma de la economía y de las finanzas asiáticas, ofrece muchas políticas ventajosas y determinantes para el desarrollo y expansión del negocio internacional. A partir de la creación de la primera oficina, cuenta o sociedad en Hong Kong, el empresario tiene un amplio abanico de posibilidades para mejorar sus inversiones y su capital.

Tener una cuenta offshore en Hong Kong permite mejorar la rentabilidad de sus finanzas.