Si es de los que piensan en China como un gigantesco parque temático de manufactura de bajo coste y dependiente de las innovaciones tecnológicas del exterior, más le vale empezar a cambiar el chip. O lo que se encontrará a medio plazo es un competidor en toda regla capaz de introducir cambios disruptivos en la […]