La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha presentado en su informe anual, que hace una retrospectiva de 2017, así como sus previsiones para los próximos años, hasta el año 2022, que destaca que la energía solar fotovoltaica es el futuro.

En la presentación se destacó que la energía solar fotovoltaica tuvo un crecimiento del 50% durante el año 2017, en comparación con 2016. China es el país que más contribuyó a ese desarrollo.

Por primera vez, la energía solar fotovoltaica tuvo un crecimiento de producción superior al del carbón. Y es sólo el inicio, puesto que en 2022 se espera que el uso de energías renovables alcance los 1000 GW, que es lo mismo que decir que será la mitad de la producción de las actuales centrales térmicas, que tardaron casi 80 años en ser construidas.

Heymi Bahar, de la AIE, asegura que “Vivimos el nacimiento de una nueva era en el mundo de la energía solar fotovoltaica, y su crecimiento será mayor que cualquier otra tecnología para el año 2022“.

En cuanto a la producción de electricidad, se espera que el uso de las energías renovables crezca más de un tercio hasta 2022, superando los 8000 TW hora, que equivale al consumo total de electricidad de China, India y Alemania juntas.

Cuando se alcance esa meta, las energías limpias representarán el 30% de la producción de energía, superando el 24% de 2016. Las energías renovables tendrán un crecimiento superior al del gas y el carbón juntos. Si bien en el 2022 el carbón sigue siendo la principal fuente de producción de electricidad. Pero en apenas 5 años las energías renovables producirán la mitad de la electricidad que el carbón no puede producir, terminando así con el déficit de producción.

3 factores que llevan al cambio de paradigma de las energías renovables.

Según la IEA, son 3 los factores responsables del cambio de paradigma en lo que se refiere a las energías renovables, en particular a la energía solar fotovoltaica.

  1. Cerca de 7 millones de muertes prematuras anualmente debido a la contaminación.
  2. Aumento peligroso de la temperatura media del planeta, por encima de los 2,7ºC, si mantiene las políticas actuales.
  3. Cerca de 1,5 millones de personas que no tienen acceso a ningún tipo de electricidad.

El problema de salud es especialmente preocupante en China, por lo que pretenden transformar su sistema energético, apostando por las energías renovables.

Sin duda alguna China es líder en expansión de las energías renovables, con un aumento previsto de 360 GW en su capacidad de producción, representando sólo el 40% de la producción mundial.

Más aún, China ya ha superado su objetivo de producción de electricidad con energía fotovoltaica, que se suponía sería alcanzado en 2020, o sea, logró el objetivo 3 años antes.

A pesar de ello, este informe, sobre las Energías Renovables 2017 lanzado por la IEA, reconoce que el continuo recorte de los subsidios para las energías renovables y la dificultad de integración en la red son los mayores desafíos para China.

La capacidad de producción de energía renovable podría aumentar un 30% si el gobierno se decide a solventar los problemas ya identificados. Así en 2022 podrían tener un total de 1150 GW de solar fotovoltaica y eólica instalada, lo que haría de China el mayor productor de electricidad limpia del mundo.

Asia y África subsahariana – falta de electricidad.

Uno de los mayores problemas de Asia y África subsahariana es la falta de suministro eléctrico. Pero la IEA asegura que este problema se resolverá en los próximos años con las nuevas tecnologías renovables, como la solar fotovoltaica.

El informe hace un análisis detallado sobre cómo estos países pueden aprovechar la energía solar. Tanto África, como los países en desarrollo asiáticos pueden aprovechar la energía solar fotovoltaica, aumentar la producción en más de 3000 MW hasta 2022, desde instalaciones industriales, sistemas fotovoltaicos domésticos y redes de suministro de electricidad financiadas por programas gubernamentales, además de iniciativas del sector privado.

Pero claro, esto es sólo recomendaciones por parte de la Agencia de la energía! Pero si se aplican podrán garantizar electricidad a casi 70 millones de personas en los próximos 5 años!

Implicaciones de la política de Trump.

Las incertidumbres en cuanto a las políticas ambientales y energéticas de Donald Trump nos deja a todos preocupados. También a los expertos de la AIE.

Si Donald Trump continúa con su política, Estados Unidos dejará de beneficiarse de su posición ventajosa, si abandonan tales políticas, entonces será el segundo mercado con el crecimiento más rápido, después de la India, cuyo crecimiento en las energías renovables superará a Europa para 2022.

En cuanto a China, seguirá teniendo en la energía eólica y solar sus principales motores, gracias sobre todo a los incentivos estatales. Pero la incertidumbre sobre las reformas fiscales y el comercio internacional, así como las políticas energéticas pueden tener implicaciones para la economía en relación con las energías renovables, y cambiarían su desarrollo durante el período designado.

La India tiene previsiones más optimistas, pues la situación financiera de sus empresas energéticas mejora, resolviendo también los problemas de integración en la red. Así en 2022 se espera que la India duplique el crecimiento de su actual capacidad de producción de energía renovable. Siendo la fotovoltaica y eólica un 90% de la capacidad eléctrica renovable de la India, principalmente debido a que las subastas de electricidad tienen los precios más bajos del mundo.

Si continúa este camino, India se quedará cerca de los EE.UU. en cuanto al crecimiento de la energía renovable, siendo el segundo mayor mercado de crecimiento, justo después de China.

Desaceleración en Europa.

En cuanto a los países europeos, las previsiones dicen que el crecimiento será un 40% inferior en comparación con el período anterior. Pero destaca que entre todos los países europeos, Dinamarca destaca, y en 2022 será la líder mundial en la producción de electricidad a partir de energías renovables, es decir, con un 70% de su producción.

Otros países como Irlanda, Alemania y el Reino Unido, este porcentaje sólo será del 25%! Un valor relativamente bajo, ya que son de los países más ricos de Europa.

Futuro de los vehículos eléctricos.

La Agencia dedicó un capítulo a la movilidad eléctrica, señalando que globalmente espera que en 2022 el consumo de electricidad por este tipo de vehículos se duplique, pero que sólo será el 1% de la energía total producida por las energías renovables.

Así, la participación de las energías renovables en el consumo total de energía en el sector transporte sigue siendo baja. Teniendo en 2016 una evolución del 4% y en 2022 se espera una evolución de apenas el 5%. ¡Será necesario un milagro para que estas cifras aumenten!

Sistemas de calefacción y refrigeración.

La calefacción y refrigeración de edificios representan una buena parte de las emisiones globales de dióxido de carbono. Este es el mayor desafío al que se enfrenta este sector, dejar de lado la energía generada con el carbón y apostar por las energías renovables.

Es una apuesta ya hecha, pero lenta, en 2015 fue del 9% y se espera que en 2022 sea del 11%. Para mejorar estos valores, el sector de la construcción tendrá que hacer su parte, apostando por la energía renovable y así construir edificios más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

 

Fuente: Ecoinventos.com
Compartir